DHAMMAPADA*


Namo Tassa Bhagavato Arahato Sammasambuddhassa

 

1. YAMAKA-VAGGA. VERSOS GEMELOS

1. Los estados mentales están precedidos por la mente, liderados por la mente, creados por la mente. Si uno habla o actúa con una mente impura, de aquí el sufrimiento lo sigue a uno como la rueda (sigue) la pata (del buey) que tira.

2. Los estados mentales están precedidos por la mente, liderados por la mente, creados por la mente. Si uno habla o actúa con una mente pura, de aquí la felicidad lo sigue a uno como la sombra que nunca se aparta.

3. Me insultó, me golpeó, me venció, me robó; en aquéllos que albergan estos pensamientos, la enemistad no se apacigua.

4. Me insultó, me golpeó, me venció, me robó; en aquéllos que no albergan estos pensamientos, la enemistad se apacigua.

5. La enemistad, verdaderamente, con la enemistad nunca se apacigua en este mundo. Solamente con el amor se apacigua, ésta es una ley eterna.

6. Los otros no comprenden que nosotros moriremos en este mundo. En aquéllos que comprenden esto, las disputas cesan.

7. Aquél que vive contemplando lo placentero, incontrolado en sus sentidos, inmoderado en la comida, indolente y carente de energía; a él Màra lo conquista como el viento (derriba) un árbol débil.

8. Aquél que vive contemplando lo que no es placentero, bien controlado en sus sentidos, moderado en la comida, con fe y energía; a él Màra no lo conquista como el viento (no mueve) una montaña de roca.

9. Aquél que no está libre de impurezas, que carece de auto-control y veracidad, y que usa el manto amarillo, él no es digno del manto amarillo.

10. Aquél que ha eliminado las impurezas, bien establecido en los preceptos morales, dotado de auto-control y veracidad, él realmente es digno del manto amarillo.

11. Aquéllos que ven lo no esencial en lo esencial y lo esencial en lo no esencial, ellos, que albergan nociones erróneas, nunca realizan la verdad.

12. Aquéllos que disciernen lo esencial en lo esencial y lo no esencial en lo no esencial, ellos, poseedores de recto entendimiento, realizan la verdad.

13. Así como la lluvia penetra una casa mal cubierta, la pasión penetra una mente no desarrollada.

14. Así como la lluvia no penetra un casa bien cubierta, la pasión no penetra una mente bien desarrollada.

15. Aquí se lamenta, allí se lamenta, el malhechor en ambos (mundos) se lamenta. Se lamenta, sufre, cuando percibe sus acciones impuras.

16. Aquí se regocija, allí se regocija, el bienhechor en ambos (mundos) se regocija. Se regocija, grandemente se regocija, cuando percibe sus acciones puras.

17. Aquí se atormenta, allí se atormenta, el malhechor en ambos (mundos) se atormenta. Pensando "he hecho mal" se atormenta, y aún más se atormenta cuando va a los estados de sufrimiento.

18. Aquí es feliz, allí es feliz, el bienhechor en ambos (mundos) es feliz. Pensando "he hecho bien" es feliz, y es aún más feliz cuando va a los estados de felicidad.

19. Si bien mucho recita los Textos Sagrados, pero no los practica, el hombre negligente es como el vaquero que cuenta las vacas ajenas; él no es partícipe (de los beneficios) de la vida monástica.

20. Si bien poco recita los Textos Sagrados, pero los practica, descartando la pasión, el enojo y la ignorancia, con recto entendimiento, su mente bien liberada, sin apego en este mundo o en el más allá; él es partícipe (de los beneficios) de la vida monástica.

* * * * *


*Texto traducido del pali por Bhikkhu Nandisena. Edición del Sexto Concilio Buddhista. Referencia canónica: Khuddaka Nikaya, pags. 13-16. Este material puede ser reproducido para uso personal, puede ser distribuido sólo en forma gratuita. ©CMBT 1999. Última revisión lunes, 13 de marzo de 2000. Fondo Dhamma Dana. Este documento requiere la fuente Times Pali.